Mi Casita de Papel

Un universo de recortables de papel


2 comentarios

Damas Victorianas de Mamelok

Como ya habréis observado Mi Casita de Papel emprenderá en breve una nueva aventura paralela al blog. Sin abandonar el objetivo que nos hemos marcado desde que este blog comenzó su andadura – compartir y descubrir nuevas y antiguas Hadas de Papel – queremos dar a todas las amigas del blog la oportunidad de adquirir aquellos recortables que más éxito han tenido en nuestras entradas.

Pero además, a través de La Tienda de Mi Casita de Papel podréis adquirir otros espectaculares artículos relacionados con los recortables, que estoy segura de que os sorprenderán por su originalidad y calidad.

Alguno de estos artículos son las preciosas hadas de la Editorial Mamelok Papercraft, como Lady Anne, The Bridesmaid, Miss Emily y Miss Sophie, entre otras.

Lady Anne

Definir las muñecas recortables de Mamelok simplemente como paper dolls me parece que no es hacerles la justicia que merecen. La gran calidad de su reedición, en cartón duro y acharolado, a todo color y con relieves marcando los pliegues de las espléndidas ropas que lucen,  hacen de ellas un trabajo artístico difícil de superar.

Miss Emily

Publicadas por primera vez en 1890, en el dominical del Boston Herald, como una serie coleccionable de varias paper dolls y su vestuario, adquirieron una enorme popularidad llegando a convertirse con el paso de los años en muñecas recortables de referencia por su gran calidad tanto a nivel de ilustración como de diseño.

The Bridesmaid

Exhibidas en el Boston Children’s Museum, estas damas victorianas y eduardianas, son casi un catálogo de la mejor moda victoriana; pero además reflejan el papel cambiante de la mujer en la sociedad, que ya no es sólo la madre y la anfitriona en el hogar sino una mujer moderna a la que le gusta practicar deporte, montar en bicicleta  y disfrutar del mar.

Florence

La editorial Dover recogió bajo el nombre de Antique Fashion Paper Dolls of the 1890s, una recopilación de las paper dolls, editadas por el jornal bostoniano, en la última década del siglo XIX. Esta publicación que mostraba dos muñecas y 30 exquitos trajes, reproducidos con una gran calidad, fue uno de los cuadernillos con más éxito dentro de las ediciones dedicadas a los recortables de esta conocida editorial americana – podéis ver gran parte de este cuadernillo en la entrada que dediqué en este blog a las Paper Dolls Victorianas.

Miss Sophie

Mamelok Papercraft presenta cada una de estas muñecas recortables en blísters plásticos de gran tamaño – el lápiz de tamaño estandard sirve como comparativa del tamaño de las muñecas y su vestuario. Todas las muñecas vinen con cuatro vestidos en relieve y a todo color, acompañados de sombreros o zapatos a juego.

Pronto podréis adquirirlas en La Tienda de Mi Casita de Papel.


8 comentarios

Carla Chaves

Además de recordar a todas aquellas muñecas de papel que formaron parte de nuestros juegos y que nos traen recuerdos, unas veces borrosos, otras muy nítidos de momentos de nuestra infancia, uno de los objectivos de la existencia de Mi Casita de Papel es el de presentar a ilustradores e ilustradoras que, con sus dibujos, han renovado un género que nunca pasará de moda.

Blythe Inspiration

Animada por la repercusión que han tenido entradas como la dedicada a Corey JensenLisa PerrinSarah Jane Wright, Katie o Araceli Segarra, con la incursión de su Tina Aventurera en el mundo de las paper dolls, me gustaría presentaros a Carla Chaves.

Carla es una ilustradora de Alverca do Ribatejo, en Lisboa,  cuya pasión es dibujar y crear hermosos personajes. Ella misma se define como una enamorada de todo aquello que la hace feliz y dibuja una sonrisa en su cara.

The Happy Little Fox

Aunque su trabajo es más amplio, Carla ha hecho varias incursiones en el mundo de las recortables, dibujando unas muñecas que confieso que me han conquistado, pues transmiten mucha personalidad y dulzura.

My Lolita

My Lolita Outfit

Con su permiso reproduzco parte de su trabajo y os invito a conocer a Carla Chaves y a sus creaciones, que también podéis encontrar en su blog, que hace tiempo se encuentra en mi blog roll.

Agradezco a Carla su amabilidad permitiéndonos disfrutar de su trabajo desde Mi Casita de Papel; por favor, respetad su trabajo y su creaciones.


1 Comentario

Colección Lola Suárez II

En primer lugar, me gustaría agradecer la gran acogida que ha tenido la colección de Lola Suárez. Ciertamente creo que el gran interés que ha suscitado es totalmente merecido ya que las muñecas Bombón de la colección de Lola, además de un importante componente sentimental, tienen un importante valor histórico.

Por ello, no he podido resistirme a una nueva entrada de las preciosas muñecas diseñadas y dibujadas por Enriqueta Bombón, en concreto a las Chuchitas, de las que Lola posee varias láminas, con las tres muñecas y su vestuario, y, al igual que las anteriores perfectamente conservadas y cuidadas.

La Colección Chuchita fue diseñada para la colección de recortables de la Editorial Bruguera y presenta tres muñecas recortables: Saly, Gina y Carolin, cada una de ellas con su lámina individual de vestuario.

De nuevo, quiero agradecer a Lola su deferencia con Mi Casita de Papel, y su generosidad por permitirme compartir con todas vosotras estas joyas de los recortables españoles, que tantos recuerdos nos traen y tanta admiración nos producen.

 


3 comentarios

Colección de Lola Suárez

Hoy nuestras Hadas de Papel se visten con sus mejores galas para recibir una de las colecciones más bonitas y entrañables que he tenido la suerte de poder presentaros: la colección de Lola Suárez.

Al igual que otras colecciones que las amigas de Mi Casita de Papel nos permiten compartir, iremos publicando poco a poco la colección de Lola, comenzando por las inolvidables chicas Bombón.

Elia

Las Tres Modelos

Además de nuestra pasión por los recortables, ambos compartimos profesión, ya que Lola es una maestra, ahora prejubilada, que desde que era niña ha jugado con muñecas recortables y las ha ido coleccionando a lo largo de los años con mimo y pasión.

María Estela

Dorita

Nadie podría definir mejor que ella misma cómo comenzó su colección, algo con lo que estoy segura que anos identificamos muchas: “Tengo recortables desde que supe sostener un papel entre los dedos. Mi hermana y yo nos pasábamos horas jugando: haciendo casitas, inventando historias, haciéndoles vestidos…”

María Belén

María Ángela

Y de aquellos juegos infantiles nació esta colección que ha ido guardando y cuidando hasta la actualidad, siendo poseedora de un auténtico tesoro en un casi perfecto estado de conservación, como podréis observar por las fechas en las que están datadas las láminas.

 Lilián

Con su permiso, reproduzco algunas de sus joyas, que ella está encantada de compartir con todas nosotras a través de Mi Casita de Papel, algo por lo que le estoy profundamente agradecida, ya que no todos los días tenemos la suerte de contar con las láminas de unas muñecas Bombón tan exquisitas tanto en diseño de la propia muñeca como en lo cuidado de su vestuario – todo un catálogo del vestuario más elegante  de la época.

Mimi y sus muñecas

Luz y Ana

Como siempre, y aún a riesgo de perder algo de calidad en las imágenes, he decidido no retocar las láminas y dejar su color y presentación originales, dejándolas tal y como Lola las ha conservado.

Luz María y Gustavo

Espero que la llegada de las muñecas de Enriqueta Bombón a nuestro blog, a través de la collección de Lola Suárez os haga tanta ilusión como a mí y que la disfrutéis y valoréis como se merece.

Poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces. (Marcial)



3 comentarios

Scraps de San Valentín

Mi Casita de Papel, os ofreció el pasado San Valentín una serie de ilustraciones de los samples de Dover Publications para que pudierais elaborar vuestras tarjetas o como scraps.

Este año me gustaría compartir con vosotras algunas láminas del mismo libro de ilustraciones de San Valentín de la misma editorial. El libro cuyo título es Vintage Valentines, que muestra 230 reproducciones de románticas imágenes relacionadas con esta celebración, que se editaron desde las primeras décadas del siglo XX hasta los años 50. Además el libro incluye un CD-Rom con las ilustraciones en formato clip art para que puedan ser imprimidas y utilizadas para la realización de tarjetas, die-cuts o scraps.

Las láminas que os ofrezco en esta entrada son de la colección de samples de sus libros que ofrece gratuitamente Dover Publications a los usuarios de su site, como muestra de sus libros y para uso particular, nunca comercial, ya que la editorial tiene reservados los derechos sobre su obra.

En esta recopilación Dover apuesta principalmente por las ilustraciones vintage, donde los protagonistas son niños y niñas en dulces estampas de San Valentín, impregnando la fecha de un sentimiento dulce e inocente más allá de amor romántico.

Objetos como tazas, o el uso recurrente de mascotas como perros o gatitos y postales simulando die-cuts de papel al más puro estilo victoriano.

El lenguaje de las flores, corazones, querubines, no falta ni un sólo símbolo que nos pueda recordar qué es lo que se celebra en ese día, y todo al más puro estilo anglosajón.

Muchas de las láminas llevan pequeñas leyendas o poemas, muchas de ellas de tono humorístico.

Y otras de contenido más dulce y romántico.

Espero que las disfrutéis y sean útiles para vuestros crafts.

Si necesitáis más scraps podéis utilizar la entrada de San Valentín del pasado año o bien la que le he dedicado al scrapbooking.

Si queréis más información sobre tarjetas de San Valentín victorianas y sus creadores y creadoras visitad  mi blog La Casa Victoriana.

Si os apetece conocer más publicaciones de Dover visitar http://store.doverpublications.com/

¡Feliz San Valentín desde Mi Casita de Papel!


17 comentarios

Paper Dolls Victorianas

Un nuevo año y renovadas ilusiones llegan a Mi Casita de Papel, para seguir compartiendo nuestras muñecas recortables y conocer a nuevos amigos y amigas que a través de sus comentarios nos animan a seguir adelante

Intentaremos buscar y descubrir nuevos artistas que hacen que, a través de su obra, el mundo de los recortables siga más vigente que nunca, con nuevos diseños y novedosas técnicas; y, por supuesto, para recordar a todos aquellos ilustradores e ilustradoras que hicieron posible que nuestras infancias se llenaran de dulces amigas de papel que hemos conservado hasta nuestros días.

Quería comenzar el año con algo muy especial, que de alguna manera uniese mis dos grandes aficiones: las paper dolls y la época Victoriana, y recordé uno de mis álbumes preferidos llenos del ambiente victoriano más delicado y, al mismo tiempo, una obra de una calidad artística de calidad: las Paper Dolls, que fueron editadas alrededor del 1890 por el suplemento dominical del Boston Herald.

Bajo el nombre de Antique Fashion Paper Dolls of the 1890s, la editorial Dover, publicó con gran éxito una recopilación de las paper dolls, editadas por el jornal bostoniano, en la última década del siglo XIX.

Las láminas de damas recortables que publicó este periódico, no sólo están consideradas como una de las series más populares y exitosas de todas las publicadas en un periódico, sino como una de las más bellas por su preciosismo artístico.

Las muñecas presentadas al público fueron dos, una rubia y otra morena, acompañadas de 30 exquisitos trajes que reproducían de manera fidedigna la ropa utilizada por las mujeres de la alta sociedad victoriana, incluyendo diseños de la alta costura parisina al alcance sólo de las damas más pudientes.

La ropa representaba el vestuario más completo de una dama, para todas las ocasiones, desde ropa para practicar deporte, pasear, tomar el te, o acudir a una elegante fiesta. Así, un equipo de equitación, ropa para practicar el tenis, vestuario adecuado para montar en bici, trajes para la perfecta anfitriona de una recepción en casa, ropa para pasear por las calles y jardines victorianos, alta costura para acudir a la ópera y hasta un traje de novia. Todo ello con sus respectivos complementos.

Estas paper dolls y sus outfit son un fiel reflejo del ideal de mujer de la época, con su cintura de avispa, sus caderas ancheadas con vaporosas y largas faldas ceñidas a la cintura y blusas con enormes mangas de farol y cuellos altos. Todas ellas diseñadas con tejidos brocados, terciopelos, sedas y bordados, que el artista es capaz de reflejar con todo lujo de detalle a través de sus dibujos.

Además de llevarnos a un viaje por la moda decimonónica, este álbum recopilatorio es una ventana al pasado mostrándonos los pasatiempos y la cultura en la que vivían estas mujeres, recreando la grandeza de una época inolvidable.

Realmente merece la pena perderse entre las páginas de este cuaderno, que con el sello de calidad de Dover, rescata con fidedigno mimo las reproducciones originales del periódico a estas muñecas que ya forman parte del Boston Children’s Museum.

Compartirlas me parece una inmejorable manera de comenzar el año.

(Nota: Todas las imágenes son propiedad de Dover Publications y su utilización en este blog sirven como ilustración a la entrada)


1 Comentario

Belén recortable

El Belén,  como la representación del nacimiento de Jesús con figuras, edificaciones y dioramas tal y como lo conocemos no se hizo popular hasta alrededor del siglo XIV, a través de los monjes franciscanos, que utilizaron esta expresión artística como medio de evangelización tanto en España como en los territorios de habla hispana.

Anteriormente se representaba este momento litúrgico como una escenificación dramatizada donde actores representaban los diferentes papeles mientras se leían los pasajes de la Biblia referentes a la anunciación, el nacimiento del Niño, la adoración de los pastores y la llegada de los Reyes Magos.

Con el paso de los siglos la costumbre de montar belenes en las iglesias y en los hogares fue convirtiéndose en una tradición en la que colaboraban todos los miembros de las familias, montando escenarios con elementos naturales y con figurillas de barro y madera cada vez más elaboradas, siendo algunas consideradas auténticas obras de arte.

En el siglo XIX, el belén tuvo una época de esplendor popular, creándose varias asociaciones belenistas. La más antigua datada es la austriaca de Wenns, que desapareció un año después de su creación. La creación oficial de la asociación de Barcelona tiene fecha de 1863, aunque se cree que su fundación fue anterior. De todos modos, desaparecida la de Wenns, la barcelonesa tiene el honor de ser la asociación más antigua con actividad en la actualidad.

Hoy en día, el Belén sigue siendo un elemento decorativo fundamental en muchas casas españolas y de América Latina, experimentando un auge que va en aumento año tras año en los Estados Unidos, gracias a la cada vez más numerosa comunidad hispanohablante. En nuestra sociedad de consumo montar un belén es una actividad cada vez más asequible, con figuras y edificaciones de plástico, aunque también es cierto que es necesaria mucha imaginación e indulgencia para ver en algunas de las figuras de plástico de algunas colecciones, que se venden en grandes superficies y bazares, una Virgen María, un Niño Jesús  o incluso unos pastores medianamente presentables…

Recuerdo un precioso belén que montaba con mi abuela. Unas semanas antes de Navidad despejábamos casi todo el recibidor para dejar espacio para nuestra pequeña obra de arte. El cielo era de papel brillante azul noche, como le llamábamos nosotras, en el que pegábamos estrellas hechas con el papel de plata que envolvía el chocolate. Ese mismo papel nos valía para hacer un río en el que nadaban unos pequeños patos. En el Belén no faltaba de nada: pastores, granjeros, soldados romanos, familias, casas, palmeras, musgo, serrín, ángeles, los Reyes con sus camellos precedidos por sus pajes con los presentes para el Niño – que íbamos acercando un poco más al pesebre a medida que se acercaba el día 5 de Enero. Incluso ¡teníamos un pequeño palacio en el que vivía Herodes! Lo recuerdo como algo realmente precioso y todavía conservo la figura del Niño Jesús en su pesebre.

Trato de mantener la tradición con mi hijo y bajo el árbol juntamos una colección totalmente heterodoxa de belenes: las figuras de porcelana que el coloca como más le gusta, varios belenes recortables que ha hecho en el colegio y un bonito pesebre de madera con un tejado de ramas y las figuras de barro, vestidas y pintadas a la manera clásica – mi favorito – que lleva años presidiendo nuestro recibidor en estas fechas.

Como homenaje a todas aquellas que preserváis la tradición del belén, me gustaría compartir este Belén recortable con pastores de varias nacionalidades que me parecen realmente bonitos. Los he encontrado en algunas páginas dedicadas a la decoración navideña por lo que ignoro su procedencia. Si conocéis al ilustrador o al propietario de las imágenes estaré encantada de actualizar la entrada indicando su procedencia.

¡Mi Casita de Papel desea que paséis unas Felices Navidades!

BO NADAL!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 113 seguidores