Hadas de Ediciones Saldaña

En 1984 la editorial vasca Ediciones Saldaña editó una serie de cuadernos de muñecas recortables de la colección Los trapitos de… bajo el epígrafe de Colección CLÁSICOS MODA.

Cada cuaderno presentaba dos muñecas en su contraportada, impresas en un cartón fino. Cada una de esas muñecas tenía dos láminas de vestuario en color. Además de las muñecas y su vestuario el cuaderno contenía un cuento clásico ilustrado.

En los países de América Latina, estos cuadernillos fueron distribuidos por Florida Products, con sede en Buenos Aires.

Este es el cuaderno de Los Trapitos de Kitty y Gloria, que incluía el cuento ilustrado de La Cenicienta.

Hadas de EASA

Mi querida amiga Fina me ha regalado unas láminas de recortables que ha encontrado en una feria de libros antiguos en A Coruña.

Estas dos muñecas recortables son de la Editorial EASA de Pinto (Madrid) y se corresponden con dos recortables de los álbumes 3 y 4, que esta editorial  había editado. Ambas tienen un pequeño y simpático texto que reproduzco a continuación:

Nuria, Álbum 3, hoja 4

Me llamo Nuria; pero todos me dicen Nuri porque es más corto. El vestido que más me gusta es el de “Fallera Mayor“. Iría con él a todas partes, pero pienso que la gente me miraría como a un bicho raro. Claro, que Adelita me deja ponerme el suyo de “Madrileña Castiza” y entonces…, entonces no sé decir cuál es el más bonito. Hemos hecho un trato y nos dejamos los vestidos. como tenemos el mismo cuerpo…A mi amiguita la podéis encontrar en el álbum 1.

Toñi, álbum 4. hoja 1

Toñi: Mi traje de “Diablejo” hace furor. Y el de motorista ¡No digamos! Y tengo uno de gitana, y un abrigo con cuello de piel y gorro haciendo juego. Estoy más contenta…Marita y yo somos tremendas. Como las dos tenemos tantos vestidos y nos los dejamos una a la otra, somos las dos niñas mejor vestidas del barrio. A Marita la podéis encintrar en el álbum 2.

Como veis he escaneado dos veces las láminas por si las queréis imprimir, dado que son de unas dimensiones considerables y no cabía todo el vestuario, por otra parte no quería reducir la imagen para que no perdieran calidad.

Y, de nuevo, gracias a mi amiga Fina por acordarse de mí y trarme estos preciosos recortables. Poco a poco iré publicándolos todos.