Lynette C. Ross

Cuando se habla e ilustradores de Paper Dolls siempre solemos pensar en los clásicos o en los más prolíficos e injustamente nos olvidamos de magníficos artistas que no sólo aplicaron una exquisita técnica al dibujo de los recortables y su vestuario, sino que, además, trataron de realzar cada álbum con explicaciones detalladas del vestuario en su contexto histórico, e incluso con una historia original que uniera a cada uno de los personajes.

Este es el caso de Lynette C. Ross, pintora e ilustradora norteamericana, famosa por sus diseños para portadas de libros, por sus cuadernos de paper dolls y por sus diseños de moda. Precisamente es esta faceta profesional la que hace tan destacados los outfits de sus muñecas recortables, ya que no están diseñados simplemente por una ilustradora sino por una profesional de la moda.

La mayor parte de su obra editada son colaboraciones con otras autoras, en las que Lynette se encargaba de la parte ilustrativa. Destacan especialmente la dedicada a Amanda, una serie de cuadernos de muñecas recortables novelada. El argumento central nos cuenta la vida de una joven que debe dejar su hogar para viajar al oeste de los Estados Unidos; fue diseñado en colaboración con Betty J. Mills.

Tampoco debemos olvidarnos de West by Rail with the Harvey Girls elaborado conjuntamente con Lesley Poling-Kempes o las series sobre las mujeres uniformadas americanas como las Girl Scouts , o las unidades femeninas que participaron en la II Guerra Mundial tituladas Helping Hands y On My Honour realizado en colaboración con Kathryn McMurtry Hunt.

Pero en esta entrada me gustaría presentar el que realizó ella individualmente y uno de mis cuadernos preferidos de recortables A New Century.

En este libro de 32 páginas, publicado en 1998 por Texas Tech University Press, Lynette C. Ross nos cuenta la historia de dos amigas de toda la vida Nellie y Martha.

Cuando Nellie se va a la universidad y Martha se queda en su pueblo, las dos amigas se mantienen en contacto mediante las cartas que se envían donde nos cuentan, entre otras cosas, la ropa que solían llevar entre 1897 y 1899.

La historia comienza en otoño de 1897 y refleja la dificultad de las primeras mujeres en cursar una carrera universitaria y más aún para encontrar trabajo relacionado con sus estudios después de finalizada. Los trabajos intelectuales eran considerados demasiado duros para una mujer, cuya finalidad en la vida debiaser prepararse para ser una buena madre y esposa.

La situación de la mujer y su papel dentro de la sociedad americana del finales del siglo XIX, reflejada en las diferencias entre la vida de la universitaria Nellie y la vida en el pueblo donde se queda Martha, todo ello aderezado con magníficas ilustraciones y referencias de moda, hacen que este trabajo de Lynette C. Ross sea más que recomendable.

Cuadernos de recortables de Lynette C. Ross:

Helping Hands: A Paper Doll History of the Girl Scout Uniform, Volume Three by Kathryn McMurtry Hunt and Lynette C. Ross.

Far from Home: West by Rail With the Harvey Girls Paper Dolls by Lesley Poling-Kempes and Lynette C. Ross

The Golden Era: West by Rail with the Harvey Girls by Lesley Poling-Kempes and Lynette C. Ross

Whene’er You Make a Promise: A Paper Doll History of the Girl Scout Uniform, Volume Two by Kathryn McMurtry Hunt and Lynette C. Ross

Amanda 1889 Silk Taffeta Birthday Dress Pattern: Amanda Series Doll Clothing Patterns by Betty J. Mills and Lynette C. Ross

Amanda 1868 Mother of the Bride Dress Pattern: Amanda Series Doll Clothing Patterns by Betty J. Mills and Lynette C. Ross

Amanda 1838 Printed Muslin Dress Pattern: Amanda Series Doll Clothing Patterns by Betty J. Mills and Lynette C. Ross

Amanda’s New Life: A Journal of Fashion History through Paper Dolls (Amanda Series) by Betty J. Mills and L. C. Ross

Amanda’s Home on the Range: A Journal of Fashion History through Paper Dolls (Amanda Series) by Betty J. Mills and L. C. Ross

On My Honor: A Paper Doll History of the Girl Scout Uniform, Volume One by Kathryn McMurtry Hunt and Lynette C. Ross

Amanda 1844 Wedding Dress Pattern: Amanda Series Doll Clothing Patterns by Betty J. Mills and Lynette C. Ross

Seven Sisters Follow a Star: A P.E.O. Saga As Told through Paper Dolls by Betty J. Mills and Lynette C. Ross

Anuncios

Damas Victorianas de Mamelok

Como ya habréis observado Mi Casita de Papel emprenderá en breve una nueva aventura paralela al blog. Sin abandonar el objetivo que nos hemos marcado desde que este blog comenzó su andadura – compartir y descubrir nuevas y antiguas Hadas de Papel – queremos dar a todas las amigas del blog la oportunidad de adquirir aquellos recortables que más éxito han tenido en nuestras entradas.

Pero además, a través de La Tienda de Mi Casita de Papel podréis adquirir otros espectaculares artículos relacionados con los recortables, que estoy segura de que os sorprenderán por su originalidad y calidad.

Alguno de estos artículos son las preciosas hadas de la Editorial Mamelok Papercraft, como Lady Anne, The Bridesmaid, Miss Emily y Miss Sophie, entre otras.

Lady Anne

Definir las muñecas recortables de Mamelok simplemente como paper dolls me parece que no es hacerles la justicia que merecen. La gran calidad de su reedición, en cartón duro y acharolado, a todo color y con relieves marcando los pliegues de las espléndidas ropas que lucen,  hacen de ellas un trabajo artístico difícil de superar.

Miss Emily

Publicadas por primera vez en 1890, en el dominical del Boston Herald, como una serie coleccionable de varias paper dolls y su vestuario, adquirieron una enorme popularidad llegando a convertirse con el paso de los años en muñecas recortables de referencia por su gran calidad tanto a nivel de ilustración como de diseño.

The Bridesmaid

Exhibidas en el Boston Children’s Museum, estas damas victorianas y eduardianas, son casi un catálogo de la mejor moda victoriana; pero además reflejan el papel cambiante de la mujer en la sociedad, que ya no es sólo la madre y la anfitriona en el hogar sino una mujer moderna a la que le gusta practicar deporte, montar en bicicleta  y disfrutar del mar.

Florence

La editorial Dover recogió bajo el nombre de Antique Fashion Paper Dolls of the 1890s, una recopilación de las paper dolls, editadas por el jornal bostoniano, en la última década del siglo XIX. Esta publicación que mostraba dos muñecas y 30 exquitos trajes, reproducidos con una gran calidad, fue uno de los cuadernillos con más éxito dentro de las ediciones dedicadas a los recortables de esta conocida editorial americana – podéis ver gran parte de este cuadernillo en la entrada que dediqué en este blog a las Paper Dolls Victorianas.

Miss Sophie

Mamelok Papercraft presenta cada una de estas muñecas recortables en blísters plásticos de gran tamaño – el lápiz de tamaño estandard sirve como comparativa del tamaño de las muñecas y su vestuario. Todas las muñecas vinen con cuatro vestidos en relieve y a todo color, acompañados de sombreros o zapatos a juego.

Pronto podréis adquirirlas en La Tienda de Mi Casita de Papel.

Paper Dolls Victorianas

Un nuevo año y renovadas ilusiones llegan a Mi Casita de Papel, para seguir compartiendo nuestras muñecas recortables y conocer a nuevos amigos y amigas que a través de sus comentarios nos animan a seguir adelante

Intentaremos buscar y descubrir nuevos artistas que hacen que, a través de su obra, el mundo de los recortables siga más vigente que nunca, con nuevos diseños y novedosas técnicas; y, por supuesto, para recordar a todos aquellos ilustradores e ilustradoras que hicieron posible que nuestras infancias se llenaran de dulces amigas de papel que hemos conservado hasta nuestros días.

Quería comenzar el año con algo muy especial, que de alguna manera uniese mis dos grandes aficiones: las paper dolls y la época Victoriana, y recordé uno de mis álbumes preferidos llenos del ambiente victoriano más delicado y, al mismo tiempo, una obra de una calidad artística de calidad: las Paper Dolls, que fueron editadas alrededor del 1890 por el suplemento dominical del Boston Herald.

Bajo el nombre de Antique Fashion Paper Dolls of the 1890s, la editorial Dover, publicó con gran éxito una recopilación de las paper dolls, editadas por el jornal bostoniano, en la última década del siglo XIX.

Las láminas de damas recortables que publicó este periódico, no sólo están consideradas como una de las series más populares y exitosas de todas las publicadas en un periódico, sino como una de las más bellas por su preciosismo artístico.

Las muñecas presentadas al público fueron dos, una rubia y otra morena, acompañadas de 30 exquisitos trajes que reproducían de manera fidedigna la ropa utilizada por las mujeres de la alta sociedad victoriana, incluyendo diseños de la alta costura parisina al alcance sólo de las damas más pudientes.

La ropa representaba el vestuario más completo de una dama, para todas las ocasiones, desde ropa para practicar deporte, pasear, tomar el te, o acudir a una elegante fiesta. Así, un equipo de equitación, ropa para practicar el tenis, vestuario adecuado para montar en bici, trajes para la perfecta anfitriona de una recepción en casa, ropa para pasear por las calles y jardines victorianos, alta costura para acudir a la ópera y hasta un traje de novia. Todo ello con sus respectivos complementos.

Estas paper dolls y sus outfit son un fiel reflejo del ideal de mujer de la época, con su cintura de avispa, sus caderas ancheadas con vaporosas y largas faldas ceñidas a la cintura y blusas con enormes mangas de farol y cuellos altos. Todas ellas diseñadas con tejidos brocados, terciopelos, sedas y bordados, que el artista es capaz de reflejar con todo lujo de detalle a través de sus dibujos.

Además de llevarnos a un viaje por la moda decimonónica, este álbum recopilatorio es una ventana al pasado mostrándonos los pasatiempos y la cultura en la que vivían estas mujeres, recreando la grandeza de una época inolvidable.

Realmente merece la pena perderse entre las páginas de este cuaderno, que con el sello de calidad de Dover, rescata con fidedigno mimo las reproducciones originales del periódico a estas muñecas que ya forman parte del Boston Children’s Museum.

Compartirlas me parece una inmejorable manera de comenzar el año.

(Nota: Todas las imágenes son propiedad de Dover Publications y su utilización en este blog sirven como ilustración a la entrada)